Origival Cosmetics

ORIGIVAL COSMETICS COLABORA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El jueves 25 de noviembre es el Día Mundial Contra la Violencia de Género y en Origival Cosmetics queremos aportar nuestro granito de arena, donando 1 euro por cada venta producida durante la semana del lunes 22 al domingo 28 de noviembre, a la Asociación Mujeres Unidas Contra el Maltrato

El concepto “Violencia de Género” da nombre a un problema que, hasta hace poco, era considerado un asunto de familia, que no debía trascender de puertas para fuera y, por lo tanto, en el que no se debía intervenir. Las mujeres no estaban protegidas y debían asumir su sumisión con los hombres.

Cansadas del abuso, a comienzos de 1970, grupos de mujeres feministas y organismos no gubernamentales comenzaron a hacer visible el problema de la violencia contra las mujeres.  

En 1981 se celebró en Bogotá, Colombia, el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe. Donde las asistentes decidieron conmemorar el 25 de noviembre como el Día Internacional por la No Violencia contra las Mujeres, recordando el brutal asesinato que en 1960 sufrieron las hermanas Mirabal conocidas como las “mariposas inolvidables”, activistas políticas de la República Dominicana, por orden del gobernante dominicano Rafael Trujillo, uno de los dictadores más implacables de América Latina, quien estuvo al mando del país caribeño durante más de 30 años.

EN ESPAÑA TUVO QUE MORIR CRUELMENTE OTRA MUJER A MANOS DE SU MARIDO, PARA QUE CAMBIASEN LAS LEYES.

Durante cuatro décadas, como muchas otras mujeres, Ana Orantes intentó escapar del infierno de violencia que vivía en su matrimonio. En varias ocasiones acudió a la Policía, a la Guardia Civil e intentó divorciarse, pero en aquel momento en España, no existían leyes que protegieran a la mujer de la violencia doméstica y ni las fuerzas de seguridad, ni los jueces, mostraron el menor atisbo de ayuda.

Después de 40 años conviviendo con un marido alcohólico y agresivo, finalmente consiguió la sentencia de divorcio en 1996. Pero seguía sin ser libre, porque por orden judicial y la negativa de su exmarido a irse de la casa, debía seguir conviviendo con él en el mismo inmueble. 

Con último grito de socorro, quiso compartir en televisión las agresiones físicas y psicológicas que habían padecido tanto ella, como sus once hijos. Acudió al programa De tarde en tarde, emitido en Canal Sur y presentado por Irma Soriano, donde contó todas las vejaciones que habían padecido y la sorprendente situación en la que seguían viviendo, por orden del juez. 

La entrevista corrió como la pólvora, indignando al exmarido, que juró venganza. A los 13 días de la emisión del programa, Ana Orantes fue asesinada cruelmente por José Parejo, en la casa que el juez les hacía compartir. La roció con gasolina y la quemó viva. 

La gran difusión que obtuvo la noticia del parricidio removió la conciencia de los españoles que, se echaron a las calles reclamando un cambio en las leyes. Tuvieron que pasar dos años, para que finalmente aparecieran unas sutiles permutas en la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Pero la sociedad no se conformó, siguió reclamando   mejoras en las leyes y mayor protección para las víctimas de violencia de género, hasta que con el tiempo lo consiguió.

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de la Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Donde se define por violencia contra la mujer a todo acto que tenga que ver con algún daño de sufrimiento, físico, sexual, psicológico, amenazas, la coacción o la privación arbitraria de libertad entre otros (UNIFEM, 2002). Desde entonces más de 45 países cuentan con una legislación específica sobre la violencia doméstica y un gran número de ellos han instituido planes nacionales de acción, como en el caso de España.

Hoy en día, pese a que en España la ley ya protege a las víctimas con empeño, el número de mujeres asesinadas por violencia de género, en noviembre de 2021, asciende a 36 y 28 de ellas, no había presentado denuncia. La sumisión malentendida que sufren las mujeres maltratadas hace que, no denuncien su situación por miedo, culpabilidad o vergüenza.

La concienciación social ha hecho que se creen asociaciones sin ánimo de lucro para ayudar a las víctimas de violencia doméstica, como Mujeres Unidas contra el Maltrato que ayuda, acompaña y da opciones a mujeres que están sufriendo violencia, demostrándoles que se puede salir de ese tipo de relaciones tóxicas y seguir con sus vidas.

EN ORIGIVAL COSMETICS VAMOS A DONAR 1 EURO A LA ASOCIACIÓN MUJERES UNIDAS CONTRA EL MALTRATO, POR CADA VENTA PRODUCIDA, CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

Gracias a las donaciones, la Asociación MUM puede brindar a las mujeres víctimas de malos tratos, herramientas para recuperarse del trauma del abuso y que puedan comenzar a construir una nueva vida autosuficiente con: 

  1. Apoyo psicológico, con terapia donde acompañan y dan herramientas que ayudan a ir superando los miedos, angustias y frustraciones producidas por las situaciones de maltrato.
  2. Apoyo laboral para desarrollar competencias personales, sociales y laborales para situar en una posición favorable ante el empleo, acceso y mantenimiento del puesto de trabajo.
  3. Diferentes tipos de asesoramiento legal, civil o penal, en función de las necesidades y circunstancias personales de cada usuaria.
  4. Proyectos de prevención y concienciación sobre la violencia de género, trabajando en red con asociaciones, fundaciones, empresas, instituciones y otros organismos para lograr una atención integral a las mujeres supervivientes.
  5. Ecoaldea: casa de acogida en un ambiente rural, con el objetivo de ayudar a las supervivientes a ser autosuficientes, acogiendo a familias monoparentales víctimas del maltrato para brindarles el apoyo necesario para recuperar su autoestima y reincorporarse a la sociedad.

Desde Origival Cosmetics vamos a aportar nuestras donaciones a Mujeres Unidas Contra el Maltrato pero también queremos recordar que, cualquier víctima de violencia tiene a su disposición el teléfono 016, las consultas online a través del email 016-online@igualdad.gob.es y el canal del WhatsApp en el número 600 000 016 que funcionan  las 24 horas del día, donde se puede pedir ayuda y asesoramiento jurídico. Sin olvidar que, en caso de emergencia, la víctima o cualquier persona que conozca o sospeche de un caso de violencia, puede llamar al 112 o a los teléfonos de emergencias de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062).  

Deja un comentario